Hablar de la Heredad Segura Viudas es hablar de la pasión por la historia y las tradiciones, la preservación de la biodiversidad y la promoción de la sostenibilidad y la innovación en vitivinicultura, los pilares sobre los que se ha construido una marca de prestigio nacida en 1954 y vinculada fundamentalmente a sus cavas, elaborados con esmero y paciencia, en comunión con el entorno y con el bagaje histórico del territorio en el que se sitúa la Heredad. Coincidiendo con el lanzamiento de su campaña en Twitter #BrindisSV hablamos de enoturismo, tradición e innovación con Pedro Bonet, director de comunicación de la firma Segura Viudas. Porque 60 años después de su fundación, esta bodega cree más que nunca en la sostenibilidad como clave para garantizar su futuro.

Siempre han sido una bodega que apuesta por construir vinos y cavas sorprendentes, ¿cómo conjugan el apego a la tradición con un mercado moderno y cambiante con el actual?

La vinculación del cava con una tradición agrícola constatada en la zona del Penedés ya en época íbera (S.VII a.C) nos obliga al respeto a una bagaje cultural de gran envergadura. Sin embargo, la adaptación a nuevas formas de consumo, los avances en la enología, y los gustos cambiantes de las personas hacen que, sin olvidar la vinculación histórica, en Segura Viudas se hayan lanzado productos innovadores y con cierto riesgo como por ejemplo nuestro Torre Galimany, un cava gran reserva donde predomina la variedad xarel•lo que además fermenta parte de sus vinos en barrica de roble francés y americano. La aceptación de éste y otros productos ha visto superada ampliamente el riesgo tomado en el momento de su creación.

Está claro que han sabido reinventarse con el paso del tiempo, ¿cuál es el secreto para seguir siendo un abanderado del sector?

En estos momentos, la apuesta de la marca radica en una clara vocación por estar en la conversación del cava y para ello hace tiempo que trabajamos un fuerte posicionamiento que gira alrededor de la coherencia y la credibilidad. La potencia que nos da la vocación exportadora trabajada duramente desde hace décadas también ayuda al reconocimiento de la marca en los mercados internacionales.

La preservación de la biodiversidad ha sido siempre un pilar constante para la Heredad, ¿en qué se traduce?

La vinculación con nuestro entorno es muy fuerte. Vivimos y trabajamos con la convicción de que hemos heredado un territorio, una cultura y una tradición que han dibujado el paisaje que nos rodea. Un paisaje compartido además con una rica biodiversidad que queremos proteger y legar a las generaciones futuras como parte consubstancial del patrimonio de la Humanidad. Actualmente nos encontramos en un momento de difusión comunicativa para hacer llegar a la gente los valores de nuestros cavas y vinos más allá de lo que es el coupage y la crianza de cada producto. En este sentido, la integración del entorno agrícola y forestal de la Heredad Segura Viudas nos ha permitido construir un corpus de conocimiento y de relaciones humanas con el medio que se ha convertido en el vínculo que enlaza con los enoturistas que nos visitan a diario. Con diversos formatos, desde la visita más tradicional con paseo por el viñedo, la bodega y la cata de productos hasta la producción de eventos a medida.

Precisamente la Heredad organiza diferentes actividades vinculadas al enoturismo familiar, ¿podría explicarnos cuáles son y en qué consisten?

La apuesta por el enoturismo es clara por parte de Segura Viudas, con iniciativas como Els Peixos del Cava que tiene en cuenta también al público familiar, que a menudo es el gran olvidado en las ofertas enoturísticas de las bodegas. El vino es un alimento reconocido y defendido por las instituciones y su consumo moderado es uno de los atributos culturales que nos definen. En un momento en el que el debate del consumo de alcohol en los adolescentes está muy presente defendemos la cultura del vino como uno de los antídotos que podemos inculcar a los más jóvenes para que puedan formarse una conciencia crítica cuando sean mayores y les ayude a mantenerse alejados de los excesos por todos conocidos. Para trasladar los valores culturales del vino, se han diseñado actividades dirigidas a las familias en las que pueden participar activamente en el descubrimiento del entorno y de las tradiciones de la viticultura que están teniendo una aceptación muy positiva.

La Heredad mantiene además una presencia muy activa on line, ¿en qué se traduce esta actividad, dónde estáis presentes y qué interacción estáis teniendo?

La página web de la Heredad Segura Viudas es el fiel reflejo del enclave que nos acoge en el norte del Penedés. Allí, todos los interesados en acercarse virtualmente a la marca encontrarán una versión actualizada de aquello que sucede en cada momento en la bodega y el viñedo y el entorno forestal. Diseñada como un medio de comunicación per se, la web se convierte además en el eje que conecta con las demás plataformas de comunicación de la marca. Perfiles propios en facebook, twitter, instagram, youtube y flickr son canales activos de nuestra comunicación y «Diario de Viña» permite seguir en formato video blog la evolución de la cosecha de cada año en la Heredad Segura Viudas.